Poema innominado de William Ernest Henley (1.849-1.903)

Desde la noche que me cubre,
negra cual foso insondable,
agradezco a los dioses si existieren
por mi alma inconquistable.

Bajo el puño de la circunstancia
ni he gritado ni he doblado mis rodillas
Bajo el capricho del destino
mi cabeza sangra, pero erguida.

Más allá de este lugar de lágrimas e ira
de las sombras intuyo el horror
y aún así la amenaza de las eras
me encuentra y encontrará sin temor.

No importa cuán estrecho el umbral
que tan severo el castigo
soy señor de mi destino
de mi alma el capitán soy.

Poema innominado de William Ernest Henley (1.849-1.903). Escrito en 1.875 y publicado en 1.888. Luego llamado “Invictus” por Arthur Quiller-Couch.

Traducción libre del original en lengua inglesa por Carlos Javier Contreras con la colaboración de don Ángel Javier Aguilar Bañón.

Maracaibo, 13 de mayo de 2.010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s