Feliz cumpleaños Gustavo

1.986, estudiaba 5to. de bachillerato en Maracaibo, mis zapatos preferidos eran unos Sacks, que se usaban sin medias. Mis franelas eran unas Hang Ten con mangas muy anchas que todavía hoy desearía volver a tener. Mi novia era una sifrina que usaba zapatos Reebok y “Pull-Overs”, unos sweaters pesados de lana en Maracaibo. Había un programa horroroso en RCTV llamado “Viva La Juventud” donde se presentó Soda Stereo. Tocaste Danza Rota, aunque creo que doblaste. Soda Stereo me prendó en ese instante… dame, dame una pista, algún rastro, para hallarte.

Años después te escuché decir en una entrevista en Sonoclips que las canciones, una vez publicadas, dejaban de pertenecer a su autor para pertenecer a cada interpretación que hiciese cualquier persona que la oyera. Hablabas de la ciudad de la furia, pieza que acompañó tantas de mis soledades. Yo estaba en el cuarto de Vane, en el apartamento de El Valle. Gracias, no sabes cuantas interpretaciones hice de tu hermosa guitarra.. y del bajo de Zeta. ¿Será que los guitarristas nunca recordamos la batería? Gracias Charlie, vos también. En todo caso, nos vimos en el Poliedro de Caracas un par de días luego de esa entrevista.

¿Fue en 1.991 que nos vimos en el teatro Rex en Buenos Aires? Hoy día parece un sueño esa coincidencia. Que Bs. As. es la ciudad de la furia, no lo dudo. Vivíamos en Belgrano en ese entonces, Soldado de la Independencia 1045, que tal y tal. Como atesoro esas caminatas con mi padre por los bosques de Palermo, y el bife de chorizo en el Patio Bullrich. ¿Choripanes en La Costanera? Que Bs. As. es la ciudad de la furia. ¿Se llamaba “El Bohio” ese boliche favorito cerca de casa? Carolina, mi cordobesa favorita. Me hubiese casado con vos en un instante… amores de estudiantes como decía el tango aquel.

Al final me casé con la sifrina, que me dio dos hermosos hijos. Corazón Delator no pudo haber sido escrita mejor para mi sifrina y para mi. Fui con ella a tu concierto en Caracas el 97, “El Último Concierto” de Soda Stereo, que terminó no siendo tal cosa. ¿Recordás? Al final no funcionó, con la sifrina digo, pero todo está ok ahora.

Anyway Gustavo, estas a punto de cumplir 51. Regresá amigo, tenés mucho que darnos todavía… En mi, que aquel amor, es como un océano de fuego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s