Algunos drams en un bar decrépito del aeropuerto de Maiquetía

Servidos en una copa para …, bueno, digamos que nos es precisamente un vaso Glencairn. Hasta me ofrecieron verter mi Blended Whisky Aged 12 Years en unos caballitos para tequila. La señora que me los sirve es muy dulce, y con su sonrisa venezolana me compensa el vaso inapropiado que huele a agua jabonosa de reuso.

Hay que ver que 4 drams hacen bastante agradables las 5 horas de espera en este mal mantenido aeropuerto. Respecto a los baños, he encontrado más limpios en las carreteras semi-desérticas de este país al borde de la miseria autoinducida.

Los drams han sido 2 Buchanan’s De Luxe, 1 Grand Old Parr, y repito el Buchanan’s. El Old Parr me ha parecido inodoro y ridículamente suave, un trago demasiado olvidable. El Buchanan’s, con su potente olor a Dalwhinnie que apabulla el olor a jabón de mi improvisada copa, una dulce maravilla.

Como es costumbre en los aeropuertos venezolanos, estos bares de mala muerte tienen precios exorbitantes. Estos cuatro tragos mal servidos me han costado el equivalente al precio de una botella de 75 cl de cualquiera de los whiskies involucrados. Estuvo agradable la espera, pero en el futuro me limitaré a tomar Cocacola ligera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s