Tu ne cede malis

Escuchando una clase del Profesor Jesús Huerta de Soto, me ha sorprendido conocer que Ludwig von Mises utilizaba como máxima personal la tu ne cede malis, sed contra audentior ito de Virgilio. Ha aportado una espléndida traducción al castellano:

Jamás cedas a la maldad, por contra oponte a ella con todas tus fuerzas.

Quizá esa cita explica por que tantos venezolanos nos sentimos extranjeros en nuestra propia tierra.